pico

Los pájaros que tenemos como animales de compañía, como son los loros, los canarios o los periquitos, pueden llegar a tener problemas de pico por vivir dentro de una jaula. Un pico sano debe tener una apariencia simétrica, donde la parte de arriba debe estar perfectamente alineada con la inferior, no presentar ninguna peladura o textura extraña y no tener zonas decoloradas. Si tu pájaro tiene un pico sano, lo utilizará para masticar, jugar y comer. De lo contrario, evitará usarlo porque le hace daño. Si no estás seguro de si el pico de tu ave es cómo debería ser, lo mejor es que hagas una visita al veterinario.

Las aves que viven en la naturaleza desgastan su pico de manera natural, pero los que viven en jaulas no tienen por qué hacerlo. La cuestión es que si el pico llega a crecer en exceso, puede resultarles muy incómodo e incluso provocar grandes dificultades para alimentarse o beber. Y no sólo eso, sino que además, pueden dañarnos al cogerlos o estropear los muebles cuando los saquemos. Pero también pueden darse otras anomalías como el pico achatado o el crecimiento en tijeras. Ambas pueden estar relacionadas con causas genéticas y técnicas de alimentación.

Cuidados esenciales del pico de tu ave

Piensa que el pico de tu pájaro es como el pulgar en los humanos, por lo que es una de las partes más importantes de su cuerpo para manejarse en sus acciones diarias. Esto quiere decir que debemos cuidar y proteger esta parte de su anatomía de la mejor forma posible para que disfrute de una vida feliz y sana. Para evitar estos problemas y que nuestra mascota goce de buena salud general, a continuación te damos algunos consejos.

1. En cualquier tienda de productos para pájaros puedes encontrar diferentes objetos como jibia, huesos, sepia, piedras de calcio y otros artículos que pueden usar para desgastar el pico, especialmente para periquitos y canarios. Cualquier juguete u objeto de este tipo que sirva para masticar le ayudará a ajustar el pico. Las piezas minerales con cuerda, las piezas de coco naturales, las cuentas de plástico o los bloques de madera son una excelente opción. Eso sí, asegúrate de girar los juguetes con frecuencia para que no se aburra. También existen juguetes de madera para ocultar golosinas que requieren que el ave mastique para conseguir el alimento, lo cual es una buena idea.

2. Si sospechas que el pico de tu pájaro está creciendo de manera inadecuada, debes hacer una visita a un veterinario aviar que pueda determinar cuál es la causa del problema y, en el caso de que sea necesario, recortarlo para que pueda alimentarse y acicalarse sin problemas. Es fundamental que el recorte del pico sea realizado siempre por un profesional especializado. A menos que tengas mucha experiencia en ello, jamás deberías intentarlo, ya que si lo dejas demasiado corto, podría sangrar y provocarle un gran dolor. Y, lo que es peor, es posible que le resulte difícil o, incluso, imposible comer, lo que le llevaría a la muerte.

3. Proporcionar a tu ave una dieta sana y equilibrada ayudará a que su pico también se desarrolle sin anomalías. En este sentido, lo mejor es decantarse por alimentos granulados y de vez en cuando darle algunas raciones de verdura fresca.

4. Debido a que las aves utilizan su pico a menudo como un tercer brazo para tareas muy diversas, las infecciones en el pico son algo habitual. Para garantizar su bienestar es importante que estemos atentos para detectarlo y desinfectar la jaula a menudo como forma de prevención, ya que esto no solamente puede afectar al pico, sino también hacer que pierda plumaje, causarle diarrea, pérdida de peso, etc. No es algo grave, pero si es importante acudir al veterinario. En algunos casos, el propio ave puede experimentar una reacción inmunológica e ir mejorando poco a poco solo. Pero si no es así y vive con más pájaros en la misma jaula, deberás aislarlo para evitar que contagie al resto.

Deja una respuesta