plumas amarillas

Al igual que los mamíferos estamos cubiertos de pelo, las aves estás cubiertas de plumas que, además de protegerles de los agentes externos, les dan calor y son imprescindibles para levantar el vuelo y mantenerse en el aire. Para que nuestros pájaros mantengan un plumaje bonito y brillante, es muy importante que les proporcionemos una buena alimentación, controlemos que se encuentran en buen estado de salud y que descansen lo suficiente. Esto es especialmente importante cuando están en época de muda si queremos que el cambio se lleve a cabo de manera exitosa.

Proceso de muda de las plumas

Hay que tener en cuenta que la época de muda de las aves es un momento de gran estrés fisiológico para ellos, ya que durante el proceso pierden un gran porcentaje del peso de su cuerpo debido a la renovación de todo el plumaje, teniendo mucho que ver en esta época las horas de luz solar que recibe y la temperatura a la que se encuentra el ambiente en el que están. Debes saber que las plumas, al igual que el pelo de los mamíferos, son estructuras biológicamente muertas, por lo que no requieren de circulación sanguínea. Pero, debido a ello, tampoco pueden regenerarse solas, por lo que las aves deben reemplazarlas por otras nuevas una vez al año.

La muda del plumaje se inicia cuando las condiciones climáticas son favorables, es decir, en verano. Entre los meses de junio y octubre. En esta estación del año los días son más largos y los niveles de calor y humedad son más elevados. Los pájaros, a lo largo de la historia de la evolución, han conseguido adaptar su metabolismo para que este proceso no precise de tantos requerimientos, de manera que les resulta más sencillo hacerlo de manera adecuada en esta época.

El proceso se va dando en distintas etapas en las que las plumas se van cayendo hasta llegar a la última fase, la más crítica, cuando tiene lugar la caída masiva de las coberteras, es decir las plumas que se encargan de proteger y aislar.

Claves para cuidar a tu ave

Las plumas están compuestas principalmente por colágeno y presentan una gran resistencia y flexibilidad con un peso mínimo. Para que todo el proceso de muda se lleve a cabo correctamente, es importante que tengas en cuenta algunas cuestiones y que proporciones a tu ave todo lo necesario.

  • Es obvio que una alimentación adecuada en esta etapa es fundamental para conseguir que el plumaje del pájaro sea bonito, suave y flexible, y que además pueda mantenerse en perfectas condiciones hasta el próximo año. En nuestra tienda online para pájaros encontrarás multitud de productos especiales para esta época. En este sentido, debe saber que la carga proteica es fundamental, ya que en estos momentos los pájaros deben sintetizar grandes cantidades de colágeno. Por eso, lo ideal es añadir a su dieta granos ricos en proteína. Los aminoácidos son los constituyentes de las proteínas y en la época de la muda el más importante es la lisina. Pero también es importante que tus pájaros reciban la cantidad suficiente de minerales, que son los responsables del desarrollo de la estructura molecular de la pluma, lo cual ayudará también a facilitar la digestión de los alimentos.
  • Por supuesto, es fundamental que nuestras aves se encuentren en buen estado de salud para evitar que el descenso de los niveles de defensas que se produce cuando están más estresadas terminen ocasionándole una infección. Si las condiciones de salud e higiene son las adecuadas, la muda se irá produciendo de manera exitosa y veremos cómo las plumas van creciendo de forma constante hacia afuera, donde se van secando y madurando.
  • Para evitar que las plumas se sequen demasiado rápido, es muy importante que la habitación esté bien ventilada y que la humedad sea la adecuada. Si la ventilación es deficiente, la urea eliminada en las heces terminará fermentando y aumentando el grado de malestar del pájaro y, lo que es peor, reduciendo su apetito. Tampoco es conveniente que se le den baños de sol en exceso. Debe tomar el sol para conseguir la vitamina D necesaria para realizar la síntesis del calcio, clave durante la muda, pero si es en exceso, el plumaje perderá su brillo. Si toma el sol el tiempo adecuado, las fibras se humedecerán y conseguirán elasticidad.
  • Por último, recuerda lavar a tu pájaro con frecuencia para que la piel se mantenga elástica y la pluma despunte sin dificultad. De lo contrario, podría producirse un quiste por el hecho de que la pluma vaya creciendo por debajo de la piel.

Deja una respuesta