golpe de calor en aves

Golpe de calor en aves: síntomas y cómo protegerlas

El golpe de calor en aves es potencialmente mortal. Todos los seres vivos pueden sufrir un golpe de calor grave, incluidas las personas. Pero, en el caso de las aves, este es un problema muy peligroso porque su capacidad de reacción es muy pequeña. Es importante conocer los síntomas del golpe de calor en aves para actuar de inmediato. Y cómo protegerles para evitar llegar a esa situación.

Síntomas del golpe de calor en aves

1. Temperatura corporal alta

Cuando la temperatura ambiental excede de los 26,7ºC las aves comienzan a entrar en lo que se conoce como estrés térmico. Si no se pone remedio y se actúa para bajar esta temperatura, muy probablemente continuará subiendo de forma rápida, provocando un golpe de calor en aves.

Comprobar la temperatura de las aves cuando la temperatura ambiental es alta es una fuera forma de detectar este problema.

2. Movimientos erráticos y respiración fuerte

Uno de los primeros síntomas del golpe de calor en aves son los movimientos erráticos. En principio estos tienen como fin buscar una zona de sombra y frescor pero paulatinamente va variando y aparecen otros movimientos confusos.

– El ave se coloca con las plumas pegadas al cuerpo y las alas separadas intentado rebajar su temperatura corporal

Respira con el pico abierto para tratar de captar más aire, tal y como si estuviera agotado.

3. Temblores y convulsiones

Cuando el golpe de calor en aves está a punto de suceder los síntomas varían. En ese momento el ave queda en el suelo como sin fuerza. Apática, agotada. Como si ya no pudiera hacer nada por sí misma para evitar el golpe de calor.

Y de forma rápida comienza a sufrir temblores y convulsiones. Este es un momento crítico porque puede estar a punto de perder el conocimiento. Si este llega la capacidad de reacción por su parte es nula y por la tuya e extremadamente corta. Tienes que refrescarle de manera inmediata pero sin provocar un shock térmico.

Cómo proteger a los pájaros de un golpe de calor

Para evitar llegar al punto crítico para la vida del pájaro es importante prevenir el golpe de calor en aves. Tomar medidas de antemano incrementará las posibilidades de supervivencia del animal, incluso en veranos y zonas especialmente cálidas. Esto es aún más importante en aves que por su especie o estado vital o de salud son más proclives a sufrir con el aumento de las temperaturas.

1. Atiende a las previsiones meteorológicas y a las alertas de temperaturas altas para tomar decisiones en consecuencia

Esto te permitirá tomar decisiones adecuadas para prevenir el golpe de calor en aves. Especialmente si vas a salir de casa y tu ave o aves van a quedarse solas. Así puedes decidir cuál es el mejor espacio para ellas. Y si modificar su ubicación habitual decidiendo si te conviene no dejarlas en la terraza. O cuántas horas programar el aire acondicionado, por ejemplo.

En todo caso recuerda que tampoco es conveniente que reciban el frío directo de un ventilador o un aire acondicionado encendido. Encontrar la ubicación adecuada es de vital importancia para la salud y bienestar de tus aves. De todos modos evita que tu ave reciba sol directo en verano. La sombra siempre es mejor aliada.

2. Deja abundante agua fresca a su disposición para prevenir un golpe de calor en aves y deshidratación

Por si acaso dispón agua en más de un punto, no te arriesgues a que no sea suficiente para tu ave. Puede ocurrir un accidente que la vuelque, aunque sea altamente improbable. O puede ocurrir algo que te haga llegar más tarde a casa para llevar su bebedero.

Así que lo mejor es que te anticipes a potenciales problemas poniendo más un dispositivo para que beba agua. En nuestra tienda online de aves complementosparaaves.com encontrarás estos y otros complementos que te ayudarán a cuidar de tus aves.

3. Refresca a tus aves en días de mucho calor

Cuando la temperatura exceda de los 26,5ºC toma medidas para refrescar a tus pájaros. Por ejemplo pulverizándolas con agua, siempre de manera segura y sin dejarlas expuestas a corrientes de aire.

Acciones como bajar las persianas o renovar a menudo el agua en el que se puedan bañar también son adecuadas para evitar el golpe de calor en aves.

 

Para evitar la peligrosidad del golpe de calor en aves toma medidas preventivas. No obstante es recomendable que tengas presentes los síntomas de este problema para actuar de forma adecuada si es necesario.

Dejar un comentario