antiparasitarios frontline

Si tu gato o tu perro no deja de rascarse, lo más probable es que tenga piojos, garrapatas o pulgas. Es importante que siempre lo protejamos de este tipo de parásitos, tanto para garantizar su bienestar como porque pueden contagiárnoslos a nosotros, lo cual es aún más peligroso si tenemos niños pequeños en casa. Uno de los mejores que existen actualmente en el mercado son los antiparasitarios Frontline, desarrollado por los laboratorios Merial.

No solamente elimina el contacto con estos molestos bichos, sino que además actúa previniendo que vuelvan a aparecer, pues también acaban con sus larvas y huevos. Además, evitan que el entorno en el que se mueve la mascota quede infectado. En sólo un día, las pulgas y garrapatas habrán desaparecido y en sólo dos días, no habrá rastro de piojos, ya que los matará por hiperexcitación nerviosa al atacar a sus sistema nervioso. Los parásitos sufren una saturación de estímulos neurotóxicos que les provoca la parálisis y después, la muerte. Por eso, comprar antiparasitarios para perros de calidad es la mejor solución para ofrecer protección al mismo tiempo contra pulgas, piojos y garrapatas.

Formatos de los antiparasitarios Frontline: pipetas y spray

Las pipetas se aplican cubriendo de manera homogénea la piel y el pelo de la mascota. Ofrecen protección de hasta ocho semanas para pulgas y de hasta cuatro semanas para los piojos y garrapatas. Por su parte, el spray se debe pulverizar unas cuantas veces, pero su acción también es inmediata, lo que resulta muy cómodo. En el caso del spray, la protección es de hasta tres meses contra pulgas y de un mes contra garrapatas. Esto se debe a las características de la molécula, que se mantienen durante mucho tiempo en el pelo y en la piel, quedando fijada y actuando como una trampa para parásitos.

Completamente seguro y resistente al agua

Los principios activos de los antiparasitarios Frontline se distribuyen de manera homogénea por la piel y el pelo gracias al movimiento del animal. Además, al quedar en las glándulas sebáceas como reserva, garantiza una protección muy extensa. Sin embargo, no pasa a la sangre ni es absorbido por los organismos de los mamíferos, por lo que es completamente seguro. Puede ser usado en forma de spray incluso para los cachorros desde su nacimiento y en forma de pipetas a partir de las 8 semanas de edad, sin importar su raza o tamaño. Y en ambos tipos, para hembras preñadas o que están dando de mamar a sus cachorros. De hecho, cuida su pelo y le aporta un aspecto brillante. Tampoco es perjudicial para las personas ni para el medio ambiente.

Además, es resistente al agua y no pierde eficacia cuando bañamos a la mascota. Diversos estudios han demostrado que ni los baños ni los champús hacen disminuir su eficacia. No obstante, es importante que para que sea más eficaz, la mascota no se bañe en los dos días previos ni posteriores a su aplicación.

¿Cómo aplicar los antiparasitarios Frontline?

En el caso del antiparasitario Frontline en spray, el animal debe ser pulverizado a contrapelo de la cola a la cabeza. La recomendación del fabricante es de 6 pulverizaciones por kilo de peso para el formato de 100 ml y de 2 pulverizaciones por kilo de peso para el formato de 250 ml. Para evitar que el producto caiga en los ojos del animal, es aconsejable verter un poco de producto en nuestra mano con un guante puesto y aplicarlo en la cara con suavidad. Una técnica que también se recomienda para que los gatos no se asusten, ya que tienen terror por el agua. Es importante que se pulverice por todo el cuerpo, sin olvidar los pliegues y orejas, que son los lugares preferidos para las garrapatas.

En el caso de los antiparasitarios Frontline en pipetas, debemos separar bien el pelo de la zona en la que vamos a aplicarlo. Lo ideal es hacerlo en los omoplatos y verterlo en dos o tres sitios diferentes sobre la misma piel. Es importante que, mientras no se haya secado, no se exponga a ninguna fuente de calor, como una estufa o una chimenea. Y tampoco es conveniente acariciarlo.

Deja una respuesta