agapornis

Los agapornis son aves muy hermosas, cariñosas y muy sociables, por lo que muchas personas las eligen como mascota para sus hogares. Pero además, debes saber que son animales muy inteligentes y muy curiosos, rasgos que comparten con sus “primos” los loros. Por eso, con un poco de paciencia y cariño es posible conseguir que aprendan muchas cosas, como manipular cosas con sus patitas o repetir frases sencillas. A continuación, te damos algunos consejos para adiestrar a tu agapornis.

1. No le des pie a creer que te ha hecho daño

Hay que tener en cuenta que son muy asustadizos, por lo que es probable que al principio te lleves algunos picotazos, lo que no debe hacerte renunciar, sino que debes motivarte y echarle más ganas para que aprenda rápido. De hecho, no es aconsejable retirar la mano si te picotea, ya que puede entender que su pico es un arma y que puede usarlo más. No dejes que crea que te ha hecho daño. Lo que debes hacer en este momento es utilizar la palabra “no” y devolverlo a su jaula.

2. Crea un ambiente favorable

Además, es fundamental que crees un ambiente favorable donde el agapornis se sienta cómodo, que le hablas con voz agradable y que le des premios cuando lo haya hecho bien.  No obstante, evita darle premios en forma de golosina y opta mejor por la fruta para que no engorde. En nuestra tienda contamos con una gran variedad de productos para agapornis que puedes usar también en estos casos. Además, recuerda que las caricias y las palabras dichas en tono agradable también son buenos premios. Cuando tu mascota se dé cuenta de que hay una recompensa después de una lección bien ejecutada, aprenderá mucho más rápido todo lo que quieres enseñarle.

3. Usa silbidos y un tono amable, pero no le grites

Si quieres llamar su atención usa silbidos, pero no le grites, ya que estas aves son muy sensibles a los ruidos bruscos y solamente conseguirás asustarla. Las aves determinan nuestro estado de ánimo por el tono y el volumen de nuestra voz, por lo que si le gritas, lo único que le estarás transmitiendo es que eres una persona agresiva de la que debe permanecer alejada. Lo cual, lejos de fortalecer el lazo de dominio, lo debilitará considerablemente. Puede que, en un primer momento, el ave se muestre más sumisa si le gritas, pero a largo plazo desarrollará miedo hacia ti y no obedecerá tus órdenes. Tampoco debes estar nervioso, ya que son capaces de detectarlo y esto les causará ansiedad y miedo.

4. Apuesta por un aprendizaje progresivo, no intensivo

También es importante que no lo agobies y que te adaptes un poco a su ritmo de aprendizaje. Verás cómo, con el tiempo, irás ganándote su confianza, se irá acostumbrando al contacto contigo y con tu voz y tu esfuerzo dará sus frutos. Una vez que haya perdido el miedo y se haya acostumbrado a ti, se sentirá cómoda de interactuar contigo y podrás comenzar con el adiestramiento. Solo es cuestión de tiempo y práctica.

Con una sesión de 20 minutos al día es suficiente para que se mantenga motivado. Tómate pequeños recesos entre cada sesión de entrenamiento y evita pasar mucho tiempo seguido enseñándole. De lo contrario, perderá el interés.

5. Mantén el contacto visual

Es fundamental que siempre que estés adiestrando a tu agapornis mantengas un contacto visual fuerte y directo. Mírale a los ojos cada vez que le estás dando una orden. De esta forma, estarás afianzando el lazo de dominio frente a él.

6. Paciencia, paciencia y más paciencia

Puede que en algún momento pierdas la paciencia y quieras tirar la toalla, sobre todo al principio. Recuerda que adiestrar a una mascota no es fácil y que requiere de mucha paciencia. Tu agapornis  requiere de cuidados diarios y no puedes pretender que aprenda todo lo que quieres enseñarle de un día para otro.

Deja una respuesta