protect your pet from heat

Una de las mayores preocupaciones cuando llega el buen tiempo es cómo evitar que el calor suponga un problema para nuestras mascotas. Proteger a tu mascota del calor es clave para proporcionarle una buena calidad de vida. Pero es más que un problema de bienestar: en algunos casos el exceso de calor puede poner en peligro la vida de nuestras mascotas.

12 pasos para proteger a tu mascota del calor

1. Protege a tus aves del calor del verano alejándolas del sol directo

No todas las aves precisan de los mismos cuidados, pero es importante que siempre las protejas del calor excesivo y del sol directo de verano.

¿Habitualmente tus aves permanecen en el exterior? Debes procurarles sombra en verano, siempre teniendo en cuenta que el sol gira a lo largo del día. Si vas a estar horas fuera de casa o si la temperatura supera en la calle los 30ºC, es conveniente que los dejes en el interior de la vivienda.

2. Para proteger a tu mascota del calor dale agua

En todo caso no debes olvidar la importancia de proteger a tu mascota del calor proporcionándole agua. No solo para beber; algunas aves, como los agapornis, disfrutan bañándose. Puedes encontrar complementos para ello en la tienda online para pájaros complementosparaaves.com.

Deja siempre agua a  disposición de perros, gatos y roedores. Si tu mascota se queda varias horas solo en casa puedes dejarle dos cuencos por si uno se derrama o se acaba. Quizá te sorprenda pero ¡los gatos pueden tomarla incluso con cubitos de hielo!

3. Nunca dejes a tu perro o gato dentro del coche en verano

Tampoco atado en la calle al sol. Ni en un balcón en el que pueda quedar cerrado a la intemperie en verano.

4. No pasees a tu perro sobre el asfalto caliente

Ten mucho cuidado cuando lleves de paseo a tu perro. El asfalto caliente puede provocarle graves quemaduras. Si poniendo la palma de tu mano en el suelo no soportas manenerla 5 segundos, tu perro tampoco lo soportará.

5. Evita el juego en las horas del mediodía para proteger a tu mascota del calor

Evita que tu perro haga ejercicio, de paseos o juegue alocadamente al mediodía en verano.

En el caso de los roedores, no los metas en la bola de jugar si hace demasiado calor, ya que podría asfixiarse.

6. Toma medidas especiales sin notas que a tu mascota le está afectando el calor

Remoja su cabeza si ves que tu perro o tu gato se acalora en exceso o jadea. ¡Procúrale sombra en todo momento!

7. Procura agua y sombra a tu mascota en los viajes

Cuando salgas de excursión o de viaje con tu perro o gato lleva siempre agua de más. Y un recipiente en el que pueda beber con comodidad.

En los viajes, vigila que tu mascota se encuentra bien y a la sombra cuidando que no le dé el sol directo a través de la ventanilla.

8. Refresca a perros y gatos con ayuda de un ventilador

Perros y gatos pueden colocarse frente al ventilador. El aire fresco rebajará su temperatura corporal y les resultará muy agradable. Pero hay que evitar que los roedores lo hagan, pues es peligroso para ellos.

9. Ten cuidado con ventanas y balcones

No dejes que tu perro o gato queden aislados en un balcón o terraza a pleno sol. Tampoco dejes en ellas la jaula de un roedor ni las piscinas de las tortugas.

Si tienes un acuario ubicado en una zona en la que recibe la luz directa del sol, vigila especialmente la temperatura del mismo.

10. Cuida de la alimentación de tu mascota en verano

Proteger a tu mascota del calor con la alimentación es fundamental. Perros y gatos pueden tomar más alimento húmedo y menos seco que en invierno. Además, también pueden tomar fruta ocasionalmente.

11. Utiliza una toallita húmeda para proteger a los roedores del calor

Puedes utilizar un pañito húmedo para limpiarle y refrescarle. Y dejarle en la zona más fresca de la casa, pero siempre libre de corrientes de aire.

12. Habilita la mejor zona de descanso para tu mascota en verano

Ubica la zona de descanso de perros y gatos en una zona fresca de la vivienda. Si es necesario puedes dejarles encendido un ventilador. Por su parte, los roedores también precisan de un lugar de descanso fresco, pero nunca frente al ventilador.

Como ves, los cambios de temperatura afectan a tus mascotas. Por ello, proteger a tu mascota del calor es una necesidad en verano. ¡Llevar estos consejos a la práctica te permitirá hacerlo con facilidad y efectividad los días cálidos!

Deja una respuesta