Acuarios de agua salada

Los mejores acuarios de agua salada

Search again what you are looking for

Cerrar

¿Acuario de agua salada o dulce? Es una duda que los aficionados a la acuariofilia se plantean a la hora de tener un acuario en casa. Criar peces y otros organismos acuáticos requiere de tiempo y dedicación y, dependiendo del tipo de acuario se requerirá mayor o menor esfuerzo. 

En el caso del acuario marino, se necesitará más atención. Esto se debe a que es necesario imitar al máximo el hábitat y las condiciones ambientales que se vayan a reproducir para garantizar el mejor entorno a los peces que habiten en él. 

Por ello, si eres una persona que no podrá dedicar el tiempo suficiente, deberías optar por otra opción que no requiera de cuidados un poco más especiales. 

Los mejores acuarios de agua salada

Los mejores acuarios de agua salada son aquellos en los que se consigue recrear el hábitat natural de las especies de peces marinos. Para ello, hay que reproducir los diferentes factores del entorno natural a través de la decoración, la iluminación, las especies y plantas que vayan a introducirse, entre otros. 

Todo ello dependerá del tipo de acuario de agua salada que elijas, ya que puede ser de agua fría o tropical, por ejemplo, y cada uno de ellos necesitará unos u otros cuidados. 

Como ejemplo, veamos las cualidades del tipo tropical, ya que es uno de los acuarios más bonitos que puede tener un amante de la acuariofilia. 

La presencia del arrecife de coral es un factor diferenciador de este tipo de acuario. Los arrecifes de corales tienen un nivel de oxígeno que estabiliza el agua con temperaturas constantes. 

Respecto a su nivel de luz, este es bastante alto y es necesario que el ambiente natural se mantenga lo más estable posible debido a que los peces marinos son difíciles de mantener. Estas especies no soportan variaciones ambientales notables, lo contrario a lo que sucede con los peces de agua dulce. 

Por otro lado, los acuarios de agua salada tropicales deben disponer de bastantes escondites, incluso deben superar en número a la cantidad de peces dentro del acuario. Además, si quieres introducir especies excavadoras, es importante contar con un sustrato fino, con arena de coral de carbonato de calcio formada por los esqueletos de animales de coral. 

En cuanto a la temperatura del agua, el acuario marino se mantiene en una temperatura cálida, entre los 24º y los 27º. Si superasen los 27º empezarían a surgir ciertos problemas y los peces comenzarían a sufrir algunas enfermedades y algas, además de un déficit de oxígeno. 

Para su mantenimiento, es aconsejable introducir especies resistentes y robustas, como son los peces payaso.

Además, es importante que el acuario cuente con una tapa de cristal, no solo para evitar que los peces salten, sino también para reducir la evaporación del agua, lo cual podría afectar significativamente a su salinidad incrementándose. 

Respecto a la sal, actualmente es bastante fácil encontrar sal de mar preparada para ser mezclada con el agua del grifo para introducirla en el acuario, obteniendo un agua sintética que reúne las condiciones para que las especies marinas del acuario puedan prosperar. 

Además, cumple con el pH necesario para estas especies, cuyo nivel comprende entre el 8 y el 8,5. Y, respecto al pH, este suele ser ácido por el dióxido de carbono producido por los animales. 

En relación a la luminosidad, como ya hemos mencionado antes, es necesario que estas especies cuenten con un buen nivel de luz. Por ello, lo mejor que puedes hacer es introducir luces fluorescentes que proporcionen luz brillante y ultravioleta que, además de ser bueno para la salud de los peces, resaltan sus vivos colores.

Por otro lado, es aconsejable utilizar un filtro biológico para este acuario de agua salada, con un aspirador potente para crear una corriente de agua acorde al hábitat marino.  

Tipos de acuarios de agua salada

Para los acuarios de agua salada existen diferentes tipos y tamaños que pueden llegar a comprender una importante cantidad de litros. Según los especialistas, cuanto más grande sea el acuario, mejor, ya que los peces de agua marina suelen moverse por todo el espacio, nadando tanto vertical como horizontalmente. 

Sin embargo, los acuarios de gran tamaño, a partir de los 400 litros, requieren la mano y el cuidado de un experto en acuariofilia. Incluso, se podría decir lo mismo de los medianos, los que comprenden los 100 y los 200 litros, ya que, a mayor número de especies, mayor será el cuidado y la atención.

Y otro factor influyente a la hora de elegir el tamaño del acuario dependerá de dónde vaya a colocarse dentro del espacio que hayas escogido para tener un trozo del fondo del mar al alcance de tus manos. 

Veamos algunos de los tamaños por los que puedes empezar si eres un principiante en el mundo de los peces.

10 litros

El acuario de agua salada de 10 litros es de los más pequeños del mercado y se le considera un nano acuario. Para esta opción, lo que debes hacer es introducir pocos peces y que no tengan un gran tamaño.

20 litros

Del mismo modo que el anterior, el acuario con una capacidad de 20 litros es genial para los principiantes. Pero también lo es para aquellos que lo que quieres es tener un acuario de agua salada como paridor o como auxiliar de cuarenta.

30 litros

El acuario de agua marina de 30 litros es también idóneo para comenzar en la acuariofilia. Se pueden introducir más especies que los anteriores y es fácil encontrar un buen espacio en casa para colocarlo. Su dimensión suele aproximarse a los 30 cm x 30 cm x 35 cm. 

40 litros

Si quieres tener una pecera marina, es primordial que le ofrezcas el espacio suficiente a los peces que vayan a vivir en ella. Por norma general, se debe ofrecer un litro de agua por cada centímetro que tenga un pez. En el caso de las especies tropicales pequeñas como tetras, bettas o platys, incluso es mejor reservar dos litros de agua por cada centímetro de pez. Si por ejemplo, un pez tetra mide entre dos y cuatro centímetros, en el caso de contar con un acuario de 40 litros podrías meter unos cinco de cuatro centímetros. 

60 litros

Si quieres dar un pasito más y cuidar más especies de peces, el tamaño de 60 litros es genial para acostumbrarte a atender varias especies y sus respectivas necesidades. Dentro de las características del acuario marino, lo que debes buscar es que cuenten con filtro interno, y si es posible biológico, con cartuchos de recambio, luces led con efecto de día y de noche, que sea de cristal resistente y que venga acompañado de otros accesorios, como un termocalentador y otros acondicio antes del agua. Respecto a sus dimensiones, suelen ser de 60 cm x 34 cm x 43 cm de alto, aproximadamente. 

¿Dónde comprar acuarios de agua salada?

En Complementos Para Aves disponemos de las mejores ofertas de acuarios para agua salada, así como también para dulce. Contamos con varios tamaños para que puedas encontrar las dimensiones que mejor concuerden con el espacio que hayas elegido dentro de casa para el acuario. 

Además, vienen equipados con accesorios que los complementan aportando una mayor calidad y utilidad al producto. 

Precios de los acuarios de agua salada

El precio de los acuarios no varía en función de si son para agua salada o dulce. Varía según el tamaño. En el caso de los acuarios marinos, como hemos mencionado antes, a mayor tamaño, mejor será la imitación del hábitat original de las especies marinas. 

Sin embargo, no se trata de algo necesario, sobre todo si nos referimos a personas que están empezando. De hecho, para los principiantes es mejor comenzar con nano acuarios cuyo precio son totalmente asequibles. 

Visita nuestro catálogo online y echa un vistazo a los acuarios de agua salada al mejor precio. Y si tienes alguna duda, te asesoramos según tus preferencias e indicaciones.